Mié, 31/03/2010 - 18:17

El presupuesto del Gobierno Federal de los Estados Unidos de América para 2011 incluye 100 millones de dólares para impulsar la evaluación

El presupuesto del Gobierno Federal de los Estados Unidos de América para 2011 recoge en diversas secciones actuaciones orientadas al impulso de la evaluación, partiendo de la base de que “un pilar central del buen gobierno es una cultura donde la respuesta a preguntas [sobre la efectividad de las políticas] constituye una parte fundamental de su diseño, y donde las decisiones sobre asignación de recursos públicos se basan en evidencias sobre lo que funciona y lo que no”. 

En concreto, el documento prevé la evaluación de determinados programas federales en el ámbito de la educación, del fomento de las energías renovables y de la mejora de los servicios para las personas discapacitadas, entre otros. Destaca el incremento de 500 millones de dólares del Fondo de Innovación del sistemaeducativo, destinados a evaluar y a extender programas de efectividad demostrada sobre el éxito académico de los alumnos.  

También se menciona la evaluación para justificar reducciones en las asignaciones presupuestarias de diversos programas, y se impulsa la política de evaluación a través de una batería de medias recogidas en el anexo Analytical PerspectivesEntre éstas se incluye la distribución de 100 millones de dólares entre 17 agencias federales, a través de un procedimiento interno de concurrencia competitiva. Los fondos se destinan tanto a la realización de evaluaciones como a la mejora de la capacidad evaluadora interna de las agencias federales. El documento muestra una lista de 35 proyectos seleccionados para ser financiados, de los cuales 19 son evaluaciones de impacto, 7son proyectos de desarrollo de la capacidad evaluadora interna, y el resto abordan perspectivas diversas de evaluación. 

Finalmente, otra de las medidas contempladas es la difusión pública, a través de Internet, de todas las evaluaciones de impacto de programas federales realizadas o previstas, a efectos de transparencia y también para el conocimiento de la comunidad evaluadora.